La primera vez que vi un turbo al rojo vivo, llame al fabricante para que me informara del tiempo que podría aguantar aquel motor en esa situación de esfuerzo mecánico. Se trataba de un suministro en unas bombas de extracción de agua para abastecer varios pueblos. La acometida se había quemado por sobreintensidad y nos [...]